Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

info@heureka-sas.com
Carrera 15 No. 91 - 30,  Piso 4º, Edificio Anfora
PBX: (571) 743 3387 · Móvil: (57 320) 371 0718
Bogotá - Colombia

Valor de las empresas en bolsa perdió $ 91 billones en el 2015

Mitad del descenso se dio en firmas minero-energéticas, pero no son las únicas afectadas.


  La caída en el precio del petróleo, que comenzó en octubre del 2014; el disparo del dólar y las expectativas de un aumento en las tasas de interés del banco central de Estados Unidos (FED), que finalmente se concretó a mediados de diciembre, fueron las principales razones para que, este año, los inversionistas salieran espantados del mercado bursátil, dejando a las empresas expuestas a una millonaria pérdida en su precio de mercado.

Faltando solo tres días de operaciones bursátiles en el año que termina, las 33 empresas que cotizan sus acciones en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) valían 351,2 billones de pesos, es decir, 91 billones menos respecto del precio registrado a comienzos del 2015, un monto suficiente como para construir seis veces el metro que necesita Bogotá.

Dicha reducción, del 20,67 por ciento, estuvo impulsada por las empresas del sector minero-energético (petroleras, energía y minería), de las cuales las dos firmas más grandes de exploración y producción (Ecopetrol y Pacific E&P) contribuyeron con casi 41 billones de pesos (la primera, con 37 billones de pérdida de valor de mercado y la segunda, con 3,5 billones).

David Villán Solano, analista de la comisionista AdCap Colombia, señala que si bien en este bajonazo de la capitalización bursátil, como se le conoce al valor de las empresas en bolsa, tuvo que ver el descenso del precio del crudo, los inversionistas también están viendo que al reducirse los costos para sobrevivir, también han caído los planes de inversión, lo que hace que haya menos expectativas por nuevos hallazgos, y a la vez da una idea de los niveles futuros de producción de crudo.

Agrega que mientras la fallida venta cambió de forma sustancial la perspectiva de Pacific E&P, lo que la mayoría de analistas ven es un nivel de capital mínimo, que con una deuda muy alta eleva los niveles de riesgo, y que se ve reforzado por la entrega del campo Rubiales a Ecopetrol desde junio próximo.

El Niño afectó

Además, a otras empresas del sector eléctrico como Celsia e Isagén les pegó, desde el segundo semestre, la intensificación del fenómeno del Niño.

En el caso de Celsia, que termina el año en la mitad de su precio en bolsa al cierre del 2014, Villán atribuye su descenso a los mayores costos de su generación térmica, los cuales bajan su margen de rentabilidad, una tendencia que se consolidó en el segundo semestre.

Otro factor clave es la escasez de gas, pues si bien las empresas tienen sus contratos a un año, en el caso de Celsia tiene que negociar nuevos compromisos en plena escasez del hidrocarburo, lo que la llevará a usar líquidos para generar.

Otra afectada en su valor en bolsa por el fenómeno climático fue Isagén, cuyos márgenes bajaron un poco en el cuarto trimestre por su actividad térmica (es el 14 por ciento de sus ingresos totales), pero logró aumentar su valor en 558.000 millones de pesos frente al cierre del 2014 (a 8,6 billones de pesos), pues, en medio de las idas y vueltas de su proceso de venta, uno de sus valores agregados del año fue la puesta en marcha de la central Hidrosogamoso, a partir de la cual los ingresos y los márgenes fueron mejores.

A su turno, el valor de Interconexión Eléctrica S.A. (ISA) en bolsa bajó en el 2015 más de 1,7 billones de pesos, caída atribuida a las efectos futuros de una medida que alista el gobierno de Brasil para hacerse a algunos activos del negocio de distribución de energía, mercado en el que opera la colombiana.

Otros sectores

El principal indicador de la bolsa, el Colcap, perdía hasta el jueves de la semana pasada cerca de 23,7 por ciento, según la BVC, un buen indicador de lo que están viendo los inversionistas.

De hecho, el Éxito es la segunda compañía con mayor pérdida de valor en lo corrido del año, más de 7,2 billones de pesos; le sigue Bancolombia con 5,7 billones. Cémex, una empresa relacionada con el sector de infraestructura, acumula una pérdida cercana a los 3,2 billones de pesos, en tanto Nutresa cuesta hoy 2,8 billones menos frente a su valor de comienzos de año.

Aunque ha habido pérdida de valor, a otras compañías, por el contrario, les ha ido bien. Un grupo de ocho firmas, de las 33 inscritas en bolsa, lograron valorizarse en 1,5 billones de pesos en lo que va del presente año.

Diego Mora, director de BlackRock Colombia, advierte que esto no ha sido un fenómeno exclusivo del país; ha sucedido a nivel global. Y señala que no será permanente, aunque será difícil volver a ver precios del petróleo cercanos a los 100 dólares y un dólar barato. “No estamos en una recesión, solo que el país ya deja de crecer al 4,5 por ciento y lo hará ahora al 2,5 por ciento, pero seguimos creciendo. Estos ajustes son necesarios para que la economía tome de una manera sana y ordenada su senda de crecimiento”, sostiene.

César Cuervo, gerente de Análisis Renta Variable de Credicorp Capital, dice que esta situación no será permanente y que se puede estar muy cerca de un punto en el que los inversionistas de largo plazo ya comienzan a pensar en retornar a este mercado, debido a que el precio de las acciones se muestra interesante. No obstante, advierte que “es importante pensar más allá del título y mirar la compañía que está detrás de esa acción. Si bien los precios del mercado muestran pérdidas, varias de las firmas listadas en bolsa siguen teniendo unos fundamentales muy robustos y con unas perspectivas de desempeño financiero muy interesantes”, asegura.

                                                                                                                                                                                                                                                                  Fuente: El Tiempo